Monasterio de Leyre

Refugio de reyes y religiosos

Refugio de reyes y religiosos y escenario de celebraciones son algunos de los papeles que ha jugado el Monasterio de Leyre a lo largo de su historia. Edificado al pie de la sierra de Leyra, su interior alberga tesoros sacros como la cripta que data del siglo XI, su gótica bóveda y su pórtico románico del siglo XII.

Los orígenes del monasterio se remontan a la Edad Media. En el siglo X fue incendiado por los musulmanes y el rey Sancho García ordenó su reconstrucción en 1020.

Secretos del monasterio

Los visitantes del monasterio de Leyre podrán descubrir interesantes detalles que forman parte de su centenaria historia. La parte más antigua que se conserva hoy en día es la angosta cripta del siglo XI. Su sobria construcción, que consta de fustes y capiteles es una muestra del estilo románico arcaico.

La puerta Speciosa, ubicada en la iglesia, es otro de los grandes tesoros del monasterio. La adornan elementos de la Ruta Jacobea, como un ángel que anuncia el juicio final o un demonio que atrapa a un alma.

Dignos de interés son el paso subterráneo de la cripta y la capilla del Santísimo, que alberga un retablo y esculturas de Juan de Berroeta, del siglo XVII.

Dentro de la iglesia, destaca la bóveda gótica, que es considerada una de las más bella de Navarra.

También en el interior del templo reposan los restos de los primeros reyes de Navarra, en un imponente panteón. Junto a él se encuentra el Cristo de Leyre, una talla del siglo XVI.

Historias y leyendas

A lo largo de larga historia, son múltiples las leyendas que se han ido tejiendo alrededor de este lugar. Destaca entre ella la leyenda de San Virila. Esta relata que San Virila fue un abad que quedó en estado de éxtasis por 300 años, luego de escuchar el canto de un pajarillo cerca del monasterio. La leyenda explica que de ese lugar mana precisamente la fuente de San Virila.

Otra historia relacionada con el monasterio es la de las dos hermanas. Se cuenta que ambas fueron cruelmente decapitadas por los musulmanes por no querer convertirse y abandonar la fe cristiana. Sus restos son conservados en una arqueta de marfil que está en el museo de Navarra.

Actividades

Aunque entre 1836 y 1954 el monasterio permaneció deshabitado por la Desamortización de Mendizábal, a partir de ese último año se establecieron en él los monjes benedictinos de Santo Domingo de Silos.

Estos monjes tiene la especial costumbre de alabar a Dios a través de los conocidos cantos gregorianos. Cada día, entonan sus cánticos en diferentes horas y los visitantes podrán apreciar la armonía de este canto cargado de significado religioso.

Una opción que se ofrece en el monasterio es el hospedaje en 10 habitaciones individuales ubicadas dentro del claustro. Este alojamiento es sólo para varones y los huéspedes podrán realizar las comidas junto a los monjes en el refectorio.

Anexa al monasterio se encuentra una hospedería con 33 habitaciones, que permite a los viajeros un disfrute más completo de la paz y armonía del lugar y sus alrededores.

Datos

Los monjes realizan el licor de Leyre, un digestivo hecho a base de plantas recolectadas por ellos en los alrededores. El visitante podrá adquirirlo en la tienda del monasterio. En esta tienda se ofrecen también discos con cantos gregorianos y variados alimentos.

En los alrededores se pueden realizar agradables paseos como llegar hasta la Fuente de las Vírgenes o la la fuente de San Virila.

Califica y escribe una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Monasterio de Leyre 31410 Navarra ES
Get directions

¿Es este tu negocio?Solicítalo ahora.

Asegúrate de que la información esté actualizada.