Mina de Llorts

ruta del Ferro

Conocer lo que fue una mina de hierro en el pasado es lo que ofrece una visita a las Minas de Llorts. Ubicadas en el pueblo de Llorts, en Andorra, fueron partícipes del auge de la explotación del hierro en la zona, actividad que se desarrolló en gran medida entre los siglos XVII y XIX y tuvo una gran relevancia económica.

La entrada a la mina se encuentra junto a un aparcamiento y el punto de información. Desde allí sale también el “Camí dels Traginers”, senda usada por los mineros para transportar el metal sacado de la mina hasta las fraguas.

Entre los siglos XVII y XIX, en Llorts existió una gran actividad en la extracción del hierro. Las minas de Llort sobreviven como un vestigio de la actividad durante el siglo XIX. Aquí los trabajos de perforación se realizaron sin utilizar puntales de madera y se observan en la entrada los signos de las explosiones de pólvora.

Adentrarse en la mina

Una vez se llega a la entrada de la mina, hay que adquirir la entrada en el punto de información. Se destaca que la visita se realiza únicamente de forma guiada y con implementos de seguridad que serán proporcionados en el momento.

El recorrido, que es de aproximadamente unos 30 metros, tiene una duración de 20 minutos, debido al pequeño tamaño de la mina. Los grupos son de ocho personas.

Los guías se encargan de comentar las condiciones en las que trabajaban los mineros para extraer el material, los utensilios que utilizaban. También detallan cuántas personas podían trabajar en el interior de la mina.

Es de resaltar que las paredes de la mina son del típico color rojizo que revela la existencia de hierro. Igualmente, sus paredes tienen un goteo de agua que propicia la formación de estalactitas.

A la salida de la mina, por un sendero que asciende unos pocos metros se encuentra una fuente de agua. Si se solicita información sobre ella, se podrá obtener un vaso de agua para beber con un característico sabor.

Esta visita sólo se puede realizar durante el verano.

Ruta del hierro

Una interesante opción para recorrer en la zona es la llamada Ruta del Hierro. Los visitantes tienen la oportunidad de recorrer el antiguo camino que hacían los carreteros para llevar el hierro desde la Mina de Llorts hasta las fraguas de La Massana.

Esta ruta era usada igualmente por los pastores para el traslado del ganado y por las personas para desplazarse.

Se trata de un camino de poca dificultad, con muy pocos desniveles, por lo que es ideal para recorrerlo con niños.

Los amantes del senderismo y la historia encontrarán en estos parajes una ruta agradable, plagada de historias relacionadas con la producción del hierro.

Es posible realizar la Ruta del Hierro en horario nocturno durante julio y agosto. El recorrido dura una hora y media.

La ruta discurre junto al río Valira, pasando por las Minas de Llorts, el itinerario de las esculturas de los Hombres de Hierro, el camino de los trajinantes, la fragua Rossell y la iglesia Sant Martí de la Cortinada, sitios unidos entre sí por la historia del hierro.

Califica y escribe una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ordino AD300 AD
Get directions

¿Es este tu negocio?Solicítalo ahora.

Asegúrate de que la información esté actualizada.