Ibones de Anayet

A los pies del pico Anayet

Al entrar al maravilloso parque de los Pirineos, una de tus paradas obligatorias debe ser el paseo por los Ibones de Anayet. Ibón es el término que se usa para definir esos pequeños lagos formados por agua proveniente de los glaciares de montaña, estos pequeños y mágicos lagos principalmente son mayormente encontrados por encima de los 2000 metros de altitud y en muchos de los casos, estos ibones son origen de los ríos de Aragón.

¿Dónde encontramos los Ibones de Anayet?

Los hermosos Ibones de Anayet están situados la frontera municipal de Sallent de Gállego, provincia de Huesca, a 2.233 metros de altitud y a los pies del pico Anayet que alcanza alrededor de unos 2.545 metros.

El agua de los ibones, es pura, transparente, cristalina y procedente de las precipitaciones que vienen de los estivales y de nieve derretida o invernales, tanto del deshielo como de la nivología del lugar, toda el agua procedente de los Ibones de Anayet, cae desde un lugar conocido como La Rinconada, que se ha convertido en otra parada obligatoria si estas de visita en el parque de los pirineos, aquí se da lugar al rio de la canal Roya, dando lugar al río de la Canal Roya, afluente del Aragón.

¿Cómo llegar a los Ibones de Anayet?

Si estas de visita por estos hermosos senderos, te recomendamos que en tu equipaje traigas contigo agua y buen abrigo, pues para llegar a los maravillosos Ibones de Anayet se accede a pie, para tomar la ruta debes llegar a un lugar llamado el corral de las mulas, aproximadamente a 3 kilómetros del pueblo Formigal, en Huesca, que es una carretera perteneciente a Francia. Así que prepárate, porque la ruta es larga, pero cada paso dado valdrá la pena.

Otra forma de acceder a los Ibones de Anayet, es llegando desde Candanchú, escalando la Canal Roya, esta ruta se adapta más a los visitantes aventureros amantes de la adrenalina, pues es una ruta más compleja.

Recorrer estos maravillosos senderos te conectará con la plenitud y la perfección de la naturaleza, pero ten cuidado en las aguas de Ibones de Anayet, lo más recomendable es que no tomes un chapuzón en estas aguas, ya que las mismas poseen gran cantidad de sanguijuelas.

Una ruta sencilla

Para que llegues sin problemas a este encantador lugar, aquí te enseñaremos una ruta que te conducirá de ida y vuelta a los Ibones de Anayet: En un comienzo debes partir desde una pista asfaltada que encontrarás frente al corral de las mulas en una carretera en la frontera que conduce a la frontera del Portalet y el Formigal, aproximadamente a unos 3km de allí.

Luego de recorrer los primeros 3 kilómetros, comienza en ligero ascenso paralelo al Barranco de Culivillas y se llega a uno de los remontes de la Estación Invernal de Formigal.

Después te encontraras con la primera parte de la senda, aquí el ascenso es un poco más pronunciado. El sendero continúa paralelo al barranco se cruza varias veces.

Posteriormente de una subida considerable, se llega a un valle, desde donde se empiezan a observar los primeros ibones, desde allí debes seguir caminando hasta llegar a tu destino para disfrutar de bellos paisajes. Para regresar al Corral de las Mulas debes realizar el mismo camino que el de subida, llegarás cansado, pero dichoso.

Califica y escribe una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

22640 Aragón ES
Get directions

¿Es este tu negocio?Solicítalo ahora.

Asegúrate de que la información esté actualizada.