Cañon de Añisclo

Sumergirse en el Cañon de Añisclo

La acción del agua de río Bellos durante incontable tiempo creó la salvaje belleza del Cañón de Añisclo. Ubicado en el Pirineo de Huesca, forma parte del Parque Nacional de Ordesa Monte Perdido, en la comunidad autónoma de Aragón, España, y está catalogado como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

En la cabecera del valle posee un circo glaciar que luego se transforma en el profundo Cañón de Añisclo. Los efectos del agua provocaron la sucesión de toboganes, cascadas, lagos, fuentes y tupidos bosques que componen este impresionante paraje natural.

En el Cañón de Añisclo se puede visitar la Fuen Blanca o Fon Blanca, una fuente de agua que brota de la pared vertical del Pico de Añisclo y se desploma sobre el valle. En otros sitios, donde el terreno y la altura lo permiten, nacen tupidos bosques como la Selva Plana.

Sumergirse en el cañón

La entrada al cañón se realiza por una sinuosa y estrecha ruta de sentido único, cubierta de pinos y rocas y a lo largo del río Bellos.

Una vez en el puerto, la vista del Cañón de Añisclo y desde el macizo del Monte Perdido se convierte en una inolvidable experiencia.

En épocas de verano, será posible refrescarse en las balsas naturales que se formaron en este impactante Parque Nacional.

Cómo llegar

Hay que retomar la dirección a Aínsa. Justo antes de atravesar Escalona, tomar la ruta a la derecha que remonta el Cañón de Añisclo, en dirección Fanlo.

Esta ruta de una sola vía discurre por unos diez kilómetros, hasta llegar a la Ermita de San Úrbez que está ubicada sobre un acantilado. Luego de allí, se retoma la ruta y se toma a la izquierda en dirección de Buerba.

Desde allí, se pueden tomar unos minutos para observar la vista de la falla de Añisclo desde el puerto y si el clima es propicio, llegar hasta Puyarruego donde se podrá tomar un refrescante baño.

Rutas

Desde la ermita de San Úrbez se puede iniciar una fácil ruta a pie, apta para niños y mayores. Con una duración de unas dos horas y media, la ruta es propicia para observar la vegetación. Luego es posible tomar el camino del pueblo de Sercué y admirar la arquitectura tradicional, donde aún sobreviven muestras románicas.

De vuelta, se llegará otra vez a la ermita y si es del gusto del viajero, podrá acercarse hasta la cueva del Moro, ubicada en las cercanías y observar las formaciones rocosas propias del cañón y las cascadas del Molino de Aso.

Una ruta más larga puede ser tomando hacia el norte hasta La Ripareta, a unas tres horas y media desde San Úrbez. Más lejos se encuentra la Fuen Blanca, a unas cinco horas de camino.

Añisclo en datos

El Cañón de Añisclo se orienta de Norte a Sur. Tiene un largo de unos 25 kilómetros, desde el Circo de Añisclo, en el Monte Perdido, hasta su confluencia con el valle de Aso.

La altura máxima alcanzada por el Cañón es de 3.022 metros, en la Punta de las Olas, mientras que la altitud mínima es de 700 metros en la Fuente de los Baños.

Califica y escribe una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

22375 Aragón ES
Get directions

¿Es este tu negocio?Solicítalo ahora.

Asegúrate de que la información esté actualizada.