Excursión a Huesca, Castillo de Loarre y los Mallos de Riglos

Con esta excursión vamos a hacer un recorrido por la Hoya de Huesca, visitando los enclaves más destacados. Así podremos conocer la bonita y desconocida ciudad de Huesca, el legendario y mágico Castillo de Loarre y los impresionantes y naturales Mallos de Riglos. Qué ver En esta excursión nos vamos a dirigir a la ciudad […]

Con esta excursión vamos a hacer un recorrido por la Hoya de Huesca, visitando los enclaves más destacados. Así podremos conocer la bonita y desconocida ciudad de Huesca, el legendario y mágico Castillo de Loarre y los impresionantes y naturales Mallos de Riglos.

Qué ver

En esta excursión nos vamos a dirigir a la ciudad de Huesca donde nos estará esperando un guía local en la Oficina de Turismo, para comenzar una visita a pie por los monumentos más destacados de la parte antigua de la ciudad: el Ayuntamiento, la Catedral, la Iglesia y Claustro de San Pedro el Viejo y el Museo Arqueológico.

El Ayuntamiento: Este edificio ocupa el solar de las antiguas Casas de las Cortes y constituye uno de los mejores ejemplos de la arquitectura civil del Renacimiento aragonés.

La Catedral: Está situada en la plaza que lleva su nombre, en pleno casco antiguo de Huesca. Fue construida sobre lo que se cree fue un templo romano y la antigua mezquita mayor musulmana.

Iglesia y Claustro de San Pedro El Viejo: Construidos en el siglo XII, forman uno de los conjuntos más importantes del románico aragonés.

El Museo Arqueológico: Ubicado en lo que fue la Universidad Sertoriana, fundada por Pedro IV en 1354, fue residencia de los reyes de Aragón.

Después de esta interesante visita nos dirigiremos hacia el Castillo de Loarre, verdadera joya medieval y escenario de numerosas películas como El Reino de los Cielos, 2005 del director Ridley Scott o Miguel y William, 2006.

Este castillo románico está situado a unos 35 kilómetros de Huesca. Desde su posición tiene un control sobre toda la llanura de la Hoya de Huesca y en particular sobre la ciudad de Bolea, principal plaza musulmana de la zona.

Aquí y antes de la visita guiada al monumento haremos un alto para comer y reponer fuerzas. La comida se podrá hacer de picnic o bien en un restaurante cercano al Castillo.

A continuación comenzaremos con la visita que tiene una duración aproximada de una hora y media, empezando por la visualización de un ameno video y después visitando la muralla exterior y las diferentes estancias del castillo.

Los contenidos de la visita abarcan tanto los aspectos artísticos como apreciaciones sobre el paisaje, anécdotas de su historia y leyendas.

Son visitas muy amenas y entretenidas, no tengan miedo a aburrirse.

Una vez finalizada la visita volveremos a nuestro autobús para dirigirnos a nuestros puntos de origen. Pasaremos muy cerca del pueblo de Riglos, a cuyas espaldas se levantan los imponentes Mallos de Riglos.

Estas formaciones geológicas de paredes verticales llegan a alcanzar más de doscientos metros. Cada mallo tiene un nombre propio, cuyo origen procede del nombre de algunas casas de Riglos, de su forma o color característico o en homenaje a algunas personas.

Aunque a algunos mallos como la Visera, el Melchor Frechín, el mallo del Agua, el Paredón de los Buitres o el Macizo d’os Fils se puede acceder caminando hasta su parte superior, en el resto de mallos es obligado escalar para lograr coronar la cima.

En los últimos años se ha hecho bastante popular el salto BASE siendo la Visera por su acceso caminando y su gran desplome el mallo preferido para este fin.

Más reciente aún es la práctica de las vías ferratas , un itinerario equipado con clavijas que lleva hasta el Mirador de los Buitres.

Haremos una parada para poder sacar fotografías y continuaremos nuestro regreso esperando que hayan disfrutado de este día y de nuestra compañía.

Search

¿En qué estas interesado? Explora los mejores consejos de nuestros socios y amigos de todo el Pirineo.